martes, 15 de octubre de 2013

HACIA TIEMPO...

Hacía tiempo que quería escribir algo por aquí, pero las cosas han estado de lo más liadas por mi vida, con nuevas mudanzas (esta vez solo me mudé de a 8 kilometros, a la playita), empezamos un proyecto y ahora soy propietaria de una tienda en Matosinhos, Porto, Portugal, mi nuevo pueblo. Esta es la página de Facebook, por si a alguien le da por entrar www.facebook.com/CozinhaSem que siempre es bienvenida una visita, y ya sabeis, si vais por alli, ya teneis donde ir a buscar cositas sin gluten... Porque claro, la tienda es de alimentación-cozina, sin gluten, sin leche, sin huevo, sin... Aun tenemos mucho que ampliar (este mes tenemos muchas novedades), pero yo ya estoy feliz porque me siento en el camino correcto. Para más novedades eliminé la leche de mi dieta, porque aunque me dió negativo (al filo de si, pero en el no) a la lactosa, me dijeron tiempo despues que seguramente seria la caseina lo que me hacia daño (la leche me afecta más que el yogur, y el yogur mas que el queso) y que probara... probé y mejoré  muchos sintomas como los dolores musculares y algunas molestias intestinales. Aún así sentia que algo seguia fastidiandome y durante un tiempo que me quedé con la dieta más simple posible y reintroduciendo alimentos "sospechosos habituales"... y fue la soja.... Y ya tengo tres! Gluten, leche y soja. Con la soja me pasa como con la leche, la leche y tofu no la soporto, muy mal, ni la lecitina, ni las proteinas de soja, pero el tamari o el miso, si es muy bueno y con arroz no me noto los sintomas. He hecho el "test" famoso de "un poquito de esto a ver que pasa" y he visto que: un cuadrado de tofu me da un dolor de barriga tremendo ahora que estoy "limpia", ademas de unos dias de influamacion de piernas, pesadez de brazos, cansancio,... la soja de un chocolate (en tableta) o la proteina de soja en harinas o galletas me produce indigestion leve y unos dias de pesadez, cansancio y necesidad de "un paracetamol y un cafe para la cabeza". Ahora si, ahora empiezo a sentirme como una persona y a mis 37 años me siento como hacia casi dos decadas que no me sentia!
Como a una le gustan los retos, además estoy eliminando el huevo de las recetas, y los embutidos, carnes, bacon,... de la nevera. Y es genial. Que si no echo de menos el jamón? pues sí, mucho, y si me invitas a uno bueno me lo como de lo más agusto.
Cocinar (y hornear) sin gluten, sin huevos, sin lacteos.., y reduciendo feculas, mixes y aditivos preparados, me está obligando a descubrir nuevos metodos e ingredientes, pero también teniendo que abrir mi mente y mi paladar a nuevos sabores. Cada vez creo que además de trabajar en la cocina para conseguir quitarnos la espinita de volver a comer esta o aquella receta hasta encontrar la copia "sin" mas parecida, tambien tenemos que trabajar con nosotros mismo, dar un paso más y atrevernos a descubrir nuevos horizontes. Es como muchas tendencias veganas que están obsesionadas con crear todos los platos identicos a las versiones carnivoras, o veganos que comen tofu y seitan todos los dias para sentir que estan comiendo carne... Superalo! Sé vegan sin tener la cerne, la leche y los huevos todo el dia en la cabeza!
Los celiacos estamos tenemos obsesión por el pan, y está bien conseguirlo, una receta que nos quite el mono, pero no estaria mal reeducar nuestro paladar y nuestros gustos a opciones nuevas y permitidas. Fainá, panes indios de cereales, piadinas o wraps naturalmente sin gluten, pan aleman, panes germinados, broas de milho, arepas, tortillas de maiz,... Mis abuelos hacian su pan, moliendo el grano y alquilando el horno, y eran panes densos, sabrosos y que no tienen nada que ver con la baguette francesa o el pan de molde de paquete, y que curiosamente se parecen más a algunos que hacemos en casa con harinas sin gluten.
En fin, que pensaba eliminar el blog por falta de tiempo, pero me duele hacerlo, asi que intentaré compartir por aqui algunas de las recetas y descubrimientos que voy haciendo... Y que a algunos de los que os veia por aqui, os echo mucho de menos.

viernes, 29 de marzo de 2013

PIMIENTOS RELLENOS DE CHAMPIÑONES Y PERA

En el grupo de 500.000 recetas para celiacos organizaron una "Quedada pimientera" a la que sí que me apunté, porque como "me estoy quitando" a los pecados dulces, con mucha azúcar, mantequilla y chocolates... como que me estoy absteniendo... pero pimientos... y eso que siento que me caen mal,... pero me encantan.
Esta es mi aportación a la quedada, que con esto de la Semana Santa se ha quedado un poco parada...
Pimientos rellenos de champiñones y pera con arroz basmati.



Hacia unos días que quería probar que tal quedaba la combinación de peras o manzanas con setas, que me atraía mucho. Preparé una minicata casera de "pera rocha portuguesa", manzana, champiñones y shiitake (rehidratado) y me pareció que la pera iba mejor con el champi y la manzana con el shiitake, así que me puse manos a la obra con el sofrito. A mi me gusto más el resultado final de la pera con champiñones porque quedaba mejor con el pimiento, pero la de manzana y shiitake hubiera ido bien con carne y pan, por si alguien quiere probarlo, ahí queda como sugerencia.

INGREDIENTES:

- Pimientos asados o del piquillo, en conserva mismo.
- 1 cebolla nueva
- 1 pera "rocha" o conferencia
- 5-6 champiñones frescos
- 1 ajo
- Aceite de oliva VE, sal y pimienta.

- Bechamel para cubrir.
- Arroz suelto para acompañar-

PREPARACIÓN:

Pelamos y cortamos a taquitos la pera y la pasamos por la sartén con una cucharada de aceite de oliva, sin remover mucho con la cuchara para que no se deshaga. Apartamos y echamos en la sartén la cebolla, los champiñones y el ajo todo picado y rehogamos a fuego suave con la otra cucharada de aceite y sal y pimienta al gusto. Cuando estén bien pochados añadimos la pera, mezclamos bien y apartamos del fuego.


Rellenamos los pimientos con el sofrito, ponemos en una bandeja para horno, regamos con bechamel y horneamos 10-15 minutos.
Acompañar con arroz tipo basmati, jazmin, thai...


Simplemente buenísimos.

lunes, 18 de marzo de 2013

PALITOS CRUJIENTES DE POLENTA. FUBA Y FARINHA DE MAIZ

Últimamente estoy aprendiendo muchas cosas sobre harinas. En el día a día de una persona no celiaca puede parecer que la única harina es la de trigo. Una vez que te dicen que el gluten ni en pintura descubres que hay un mundo lleno de color y variedad en el mundo de las harinas y que en otros lugares y en otro tiempo el pan no lleva o llevaba gluten de manera natural: arepas de maíz, pães de queijo con yuca, tortillas de maíz mejicanas, panes ácimos de trigo sarraceno o sorgo, fainá italiana de garbanzos, casabe venezolano, panes planos indios de legumbres... y nosotros sin saberlo!!
Para más profundidad un dia te enteras que un mismo ingrediente se pueden sacar cuatro o cinco "harinas y almidones" dependiendo de como se muelan y el tamaño del grano.
Hoy hablo del maíz. En Brasil es normal encontrar almidón de maíz que todos conocemos (la maicena), harina de maíz blanca o amarilla y fubá (mimoso, común) y sémola. Y qué diferencia hay entre el fubá y la harina? Porque si buscas en un traductor "fubá" y "farinha" ambos son "harina". La diferencia es que para hacer la harina, primero se muele el grano, se tuesta u hornea y después se vuelve a moler para hacer la "harina". La fubá en cambio es el resultado de moler el grano en crudo, normalmente sin simiente porque es bastante inestable y dificulta los almacenamientos prolongados. Si se muele muy fino se llama fubá mimoso, con grano medio común y si es grueso es sémola de maíz. Así se conocen como dos ingredientes distintos y se usan para recetas diferentes, por ejemplo la harina para el pan de maíz y la fubá para la broa de pan.

Palitos crujientes de polenta, sin gluten y veganos

lunes, 4 de marzo de 2013

ENSALADA JAPONESA DE WAKAME Y PEPINO

Me he pasado prácticamente todo el mes de febrero en cama o con ganas de no tener obligaciones para poder estar acostada. No se si me pilló la megagripe con una duración de tres semanas, o pillé una gripe fuerte y de postre un virus gastrointestinal que me tuvo cinco días sin poder comer bocado. Sea como sea no recuerdo una como esta en toda mi vida, quitando por supuesto las etapas malas con la celiaquía antes del diagnóstico.
Sea como sea, cuando pasó la tormenta viral me vinieron unas ganas tremendas de comer algas. Es la segunda o la tercera vez que me pasa que después de una convalecencia larga me apetecen especialmente comer algas. En la ultima semana hemos comido sushi con extra de nori (y con wakame en el relleno), ensalada con algas, papas aliñadas con pepinillos y algas y tres veces este plato de hoy, ensalada japonesa de wakame y pepino, que podríamos decir que es lo que para nosotros es la ensalada de la huerta o la ensaladilla rusa.


viernes, 22 de febrero de 2013

CALDO VERDE

Hace ya dos años que vivimos en Portugal y hasta hace un par de semanas no me había dado por hacer el famoso "caldo verde".
Es increíble lo desconocido que puede resultarnos nuestro país vecino a pesar de estar ahí, a un pequeño paso. Portugal, sus paisajes, costumbres, su gastronomía,... tengo que empezar a compartir un poco de lo que estoy viendo, conociendo y descubriendo aquí, que no es poco.
El caldo verde es la sopa por excelencia, y puede encontrarse en cualquier bar o restaurante en cualquier momento del año a lo largo de su geografía, y es que según muchos portugueses es el verdadero plato nacional, más allá del pulpo y el bacalao. Esa es una de las curiosidades de Portugal y su gastronomía, son soperos como ellos sólos, hasta el punto de que en los McDonals del país es normal encontrar sopa del día o que haya take-aways en los centros comerciales sólo de sopas y caldos. Sana y bonita costumbre de este país que no deberían perder y que nosotros los españoles deberíamos recuperar.