sábado, 26 de noviembre de 2011

GANAS DE SUR Y DE TARTA VEGETAL

Si tengo que escoger un recuerdo de mi época universitaria me quedo con algunos de los domingos del primer año, sin duda.

En aquella época los exámenes se hacían los sábados por la mañana y era lo mejor que habían inventado en el mundo académico: no había que hacer malabares para que no coincidiera con ninguna clase importante, no había problemas de espacio para reservar las clases, teníamos un poco de más tiempo para hacer el examen sin tanta presión, y lo mejor podías "portarte bien" estudiando y centrándote como dios manda de lunes a viernes, el sábado hacer el examen y vivir inténsamente el fin de semana, para celebrarlo o para intentar olvidarlo... ¡pasó y era fin de semana! Si esto además coincide que vives en un piso de estudiantes, y compartiendo con la que se acabó convirtiendo en mi "última mejor amiga" (esa "mejor amiga" que sabe lo que piensas antes de que lo pienses) es insuperable.
Después del examen, el almuerzo, las compras de la semana y descansar un rato, empezaba la "girlssssession" de duchas, trapitos, maquillaje y café con música preparándonos para la noche... noche que solía acabar con el desayuno, casi siempre compartido con gente que acabábamos de conocer unas horas antes. Llegábamos a casa el domingo a la hora que los vecinos salían a pasear al perro o a comprar el periódico. Un poco de aseo, unos vaqueros y otra vez a la calle con la compañía ineludible de las gafas de sol... al centro de Sevilla... a uno de los bares más sevillanos que existe: el Patio San Eloy, en la calle San Eloy, toda una institutción. Y a repetir menú: cervecita y la tapa estrella de la casa "tarta vegetal".
Ayer tenía un antojo horroroso de tarta vegetal, y como en estos casos este plato va inevitablemente ligado a un recuerdo, me acordé mucho del sur, de Sevilla, de sus calles y sus bares, y por supuesto de Coral, mi amiga y compañera de aventuras y desventuras sevillanas.




TARTA VEGETAL


La tarta del patio San Eloy es más simple que la que yo me preparé ayer, y además es redonda y se corta en cuñas, pero a veces las recetas tienen que ir adaptándose al stock de la nevera al que hay que ir dándole salida, así que añadí una capa más de guacamole simple sin tomate y algunos encurtidos por encima que también están pidiendo que acaben con ellos. La original lleva tres panes, dos capas y una cobertura. (1ª capa de atún con tomate frito, 2ª de ensalada con huevo, cobertura de mayonesa con huevito picado y maíz)


Ingredientes
- 8 rebanadas grandes de pan de molde sin corteza, sin gluten (yo usé de mi pan de molde) de medio centímetro de grosor cada una.
Capa 1
- 1 lata de atún bien escurrido
- 1/4 cebolla no muy grande
- 3 anchoas
- 40 ml de tomate
Capa 2 (opcional)
- 3 CS de guacamole (aguacate, cebolla picadita, zumo de limón, cilantro fresco picadito, sal y una pizca
- 2 lonchas de queso en tiras
Capa 3
- 2-3 hojas de lechuga lavadas y cortadas en tiritas
- 1/2 tomate mediano cortado a rodajas finitas y éstas cortadas en dos trozos.
- 1 huevo duro cortado a rodajas finas.
-  Salsa de yogur (2 CS de mayonesa, 1 CS de yogur griego o kéfir, 1 cc de mostaza de dijon)
- 50 gr de queso emmental cortado a taquitos (opcional)
Cobertura
- Mayonesa para napar la tarta
- un poco de kepchup para adornar por encima
- 1 huevo duro cortado a rodajas o picado
- 3 CS de maíz (o el que apetezca, como si no quieres ponerlo)
- Un trozo de de pimiento morrón (de lata o bote vale) bien escurrido en tiras o picado, al gusto..
- O lo que nos apetezca y pensemos que le va bien.


               * Yo puse en la capa uno y por encima un poco de tapenade (crema de aceitunas negras con alcaparras y anchoas), pero no me gustó mucho el toque, hubiera quedado mejor echarle por encima unas aceitunas negras sin hueso cortadas en rodajas que la crema, que es muy fuerte)
                ** Hay otra versión que es la de "mariscos" que lleva salsa rosa, palitos de surimi y gambas peladas en el relleno y la cobertura.




Elaboración


En una fuente colocamos dos rebanadas juntas. Sobre ellas ponemos una capa de la mezcla del atún, el tomate y la cebolla y las anchoas trituradas o picaditas (yo lo he pasado todo por la batidora, pero creo que me gusta más simplemente mezclado para notar el atún).
Colocamos una capa de pan y encima una capa del guacamole con las tiras de queso encima. Otra capa de pan y los ingredientes de la tercera capa (tomate, lechuga, huevos, salsa y queso). Ponemos la última capa de pan, cubrimos con una fina capa de mayonesa y adornamos con huevo, maiz, pimiento, aceitunas... al gusto...


Reconozco que no me he esmerado mucho, pero no era para ninguna fiesta y ha surgido espontáneamente... con mucho hambre y más ganas, así que lo he adornado rapidito y ventilando... ¡que es gerundio!


Para una fiesta, barbacoa o cena informal queda perfecta, se corta en lonchas y se come con tenedor (cuchillo no hace falta) acompañada de una buena cervecita, sin gluten. (Ya sé que esta no es Sevillana sino maña, pero qué le vamos a hacer, antes la comía con Cruzcampo, ahora con la que puedo) Besos y ¡que aproveche!

3 comentarios:

  1. jaja, que buena la foto... me encanat y la tarta vegetal sí que es un antojo, sí... y con una cervezita más! un besito

    ResponderEliminar